Las Pitas News

Noticias gastronomicas tan sabrosas como unas pitas

Cómo convertir las raíces en una ensalada espumosa – receta | Comida


METROlos vendedores del mercado se sentaban en el suelo junto a montañas de zanahorias, remolachas, rábanos y cebollas. Sin embargo, lo que me impresionó de este mercado marroquí no fue solo la magnitud de estos montones de verduras frescas, sino el hecho de que todavía tenían la cabeza verde. Las puntas de las zanahorias en forma de cola tupida eclipsaron y complementaron el color brillante de las propias zanahorias, las hojas de remolacha eran alegres y me recordaron a las acelgas, y las hojas de rábano eran crujientes y deliciosas. Ver toda esta abundancia dejó muy claro que se trataba de alimentos frescos y nutritivos que a menudo se despojan de la planta y se desechan, y ni siquiera se guardan para alimentación animal o compostaje en el suelo. Especialmente una vez que aprenda que las partes superiores e incluso los tallos se pueden batir, siempre que estén finamente picados antes de mezclar para evitar que los trozos fibrosos y fibrosos arruinen su pesto o salsa.

Ensalada de colinabo y pesto de hojas de zanahoria

Las prácticas de desperdicio cero de mi cuñada Clea Relly son inspiradoras. Siempre tiene en la heladera un delicioso bote de pesto de zanahoria, a mano para acompañar pastas, como dip o en bocadillos. Muchas nueces o parmesano son esenciales y ayudan a darle una textura cremosa. Y nunca use más del 50% de tapas de zanahoria o el pesto será demasiado amargo. En esta receta, uso tapas de colinabo, pero la albahaca, el perejil u otras hierbas o verduras de hoja verde funcionan igual de bien. Solo elige lo que necesitas usar.

Lave las tapas de las zanahorias en abundante agua fresca para eliminar toda la suciedad y la arena. Agite para secar, luego corte los tallos leñosos muy gruesos antes de preparar. Haga el doble de la receta si también le apetece tener su lote en el refrigerador para usarlo durante toda la semana.

Sirve 4

para el pesto
25 g de tapas de zanahoriamás algunos extras para decorar
25 g de tapas de colinabo o hierbas como perejil o albahaca (hojas y tallos)
1 diente de ajo pequeñopelado y picado finamente
1 cucharadita colmada de avellanaso pan rallado, más 1 avellana sin cáscara, para servir
1 cucharada de levadura nutricional o queso parmesano rallado
¼ de limón sin tratarrallado y exprimido
110 ml de aceite de oliva virgen extramás un poco más para aflojar, si es necesario

para la ensalada
150 g de zanahorias
1 colinabo pequeño

Primero prepara el pesto. Picar finamente las cabezas de zanahoria limpias y las hojas de colinabo (o hierbas, incluidos los tallos). Ponga las verduras picadas en un procesador de alimentos junto con el diente de ajo, las avellanas o el pan rallado, la levadura nutricional o el queso parmesano, la ralladura y el jugo de limón y el aceite de oliva. Pulse hasta que la mezcla tenga una textura áspera pero uniforme (agregue más aceite para aflojar, si es necesario). Úselo inmediatamente o guárdelo en un frasco limpio y sellado en el refrigerador hasta por una semana.

Para hacer la ensalada, pele las zanahorias y el colinabo, luego córtelos en tiras. Ponga en un tazón con todo el pesto y revuelva para cubrir bien. Transfiera la ensalada a un plato, adorne con unas cuantas zanahorias enteras más, ralle finamente la avellana entera encima y sirva, rociada con un poco de aceite de oliva si lo desea.

admin

Deja un comentario

Volver arriba