Las Pitas News

Noticias gastronomicas tan sabrosas como unas pitas

Cómo convertir las verduras sobrantes en una sopa abundante: receta | Comida


‘METROtu abuela siempre dijo que la cuchara debe estar derecha [in a borsch] – debe estar lleno de vegetales”, dice la cocinera y escritora gastronómica ucraniana Olia Hercules en un video que hicimos juntos sobre su borscht a base de plantas. Agrega que si bien el borscht es una sopa, también es una comida sustanciosa por sí sola que mejora con el tiempo, por lo que aconseja preparar una gran cantidad y disfrutar las sobras los días siguientes.

Lo que me llama la atención sobre el borscht es que más allá de la remolacha, los otros ingredientes son bastante flexibles, lo que lo convierte en una excelente receta de refrigerador para usar todo tipo de vegetales. Agregue papas y/o frijoles, otras verduras de raíz como chirivías, nabos o colinabos, y verduras en forma de hojas de remolacha o repollo o col rizada. En la receta de hoy, utilizo tanto el repollo rojo como el verde, que respalda el # Iniciativa CookforUkraine.

Borscht para llevar en la nevera

Al igual que la famosa ribollita italiana, esta vibrante sopa ucraniana es extremadamente adaptable y puede usar todo tipo de probabilidades y extremos de temporada. Para evitar el desperdicio, no pele ninguna verdura e incluya los huesos de col y los tallos de col rizada, los cuales se pueden rallar o cortar en palitos finos con la remolacha.

El libro de Olia Cocinas de verano: Recetas y reminiscencias de todos los rincones de Ucrania presenta pato ahumado y borscht de pera, pero mi receta es a base de plantas; si lo desea, haga una versión económica a base de carne usando un rico caldo de pato o pollo hecho con cadáveres guardados de la papelera del carnicero (a menudo vienen con restos de carne, así que quítelos y agréguelos también a la sopa).

Sirve 6

2 remolachas pequeñas (con hojas, si está disponible)
3 cucharadas de vinagre de vino tintou otro vinagre
200 g de cebolla y/o puerro pelado
1 zanahoria
1 cucharada de aceite de oliva
1 lata de tomate triturado de 400 g
o 400 g de tomates frescos troceados
1 litro de caldo de verduraso agua, o caldo de pollo o pato
300 g de patatas y/u otros tubérculos (chirivías, nabos, colinabos) y/o judías de cualquier tipo
400g de vegetales verdes (repollo blanco, col rizada, hojas de remolacha, etc.), en rodajas
2 dientes de ajopelado y picado finamente
sal y pimienta negra
Crema agria y eneldo
servir

Cortar las remolachas en palitos finos, luego con el vinagre.

Picar la cebolla en trozos grandes y rallar la zanahoria, luego saltearlos en el aceite en una cacerola grande hasta que comiencen a caramelizarse.

Agregue la remolacha y su vinagre (guarde algunos palitos de remolacha para decorar), los tomates y el caldo, luego agregue las verduras de raíz y los frijoles; usé papas y frijoles cortados en cubitos. Lleve a ebullición, cocine a fuego lento durante cinco minutos, luego agregue las verduras. Vuelva a hervir y cocine a fuego lento durante otros cinco minutos, hasta que las verduras y las raíces estén tiernas.

Finalmente, agregue el ajo, sazone y sirva adornado con crema agria, eneldo y palitos de remolacha de colores reservados.

admin

Deja un comentario

Volver arriba