Las Pitas News

Noticias gastronomicas tan sabrosas como unas pitas

Estado mexicano prohíbe la venta de bebidas azucaradas y comida chatarra a niños | Refresco


El estado de Oaxaca, en el sur de México, ha prohibido la venta de bebidas azucaradas y refrigerios ricos en calorías a los niños, una medida para reducir la obesidad.

El proyecto de ley para reformar La Ley de Derechos de los Niños y Adolescentes del estado propuso multas y la posibilidad de cerrar tiendas que venden refrescos y dulces a los niños. De hecho, coloca los productos azucarados en la misma categoría que los cigarrillos y el alcohol.

"Es importante finalmente frenar esta industria, que ya ha enfermado a nuestro país y a nuestros niños", dijo Magaly López Domínguez, la legisladora de Oaxaca que presentó el proyecto de ley. "(La industria) penetra en los rincones más remotos del estado", conocido por su topografía montañosa, "donde a menudo ni siquiera hay drogas, pero hay Coca-Cola -Reajuste salarial."

López Domínguez presentó su proyecto de ley hace más de un año, pero dijo que la pandemia de Covid-19 ha dado a los legisladores un impulso adicional para limitar las ventas de refrescos.

"Esta emergencia de salud hace que el daño causado por el consumo de estas bebidas azucaradas sea aún más evidente", dijo López Domínguez. "Su aprobación fue oportuna".

El proyecto de ley de Oaxaca se produce cuando México lucha por frenar la propagación de Covid-19 y los funcionarios públicos atribuyen sus problemas de pandemia a los hábitos poco saludables de los mexicanos, comenzando con el consumo de refrescos.

El zar del coronavirus Hugo López-Gatell llamó a los refrescos 'veneno embotellado' y culpó a su consumo por causar 40,000 muertes, junto con una alta incidencia de diabetes y obesidad. e hipertensión – todas las comorbilidades de Covid-19.

La industria mexicana de bebidas, un poderoso lobby y un gran anunciante, acusó a López-Gatell de "destruir una actividad económica estratégica y un producto que es la preferencia de millones de mexicanos". Dijo en un comunicado que las estadísticas del gobierno mostraron que los mexicanos consumen solo 5.8% de sus calorías diarias de refrescos.

Algunos críticos y expertos en salud pública han acusado a López-Gatell, que ha dudado en recomendar el uso de máscaras y ha seguido una política de no realizar pruebas o rastrear contactos, de buscar un villano debido a la cantidad de virus. en todo el país mostró pocas señales de mejora. México ha registrado más de 49,698 muertes relacionadas con Covid-19, y recientemente dejó al Reino Unido en el tercer país más mortal.

“Nuestras autoridades sanitarias no hicieron obligatorio el uso de la máscara y rechazaron las pruebas generalizadas para detectar, rastrear y contener contagios. En cambio, el Dr. López-Gatell decidió adoptar una nueva estrategia: encontrar chivos expiatorios ", escribió Xavier Tello, médico y consultor de atención médica, en el periódico Reforma.

Nadie niega el control que tiene la industria mexicana de bebidas sobre el país. Los mexicanos beben 163 litros de refrescos por año per cápita, la mayor cantidad en el mundo, y el consumo comienza joven. Una encuesta realizada por El Poder del Consumidor, un grupo de defensa del consumidor y crítico de la industria de bebidas, encontró que el 70% de los escolares en una zona pobre del estado de Guerrero dijo tomar refrescos para el desayuno.

Alrededor del 73% de la población mexicana se considera con sobrepeso y las enfermedades asociadas como la diabetes son comunes.

“Cuando vas a estas comunidades, encuentras comida chatarra. No hay acceso al agua potable ", dijo Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

México aprobó un impuesto al azúcar de 1 peso por litro (alrededor de cinco centavos de dólar estadounidense) en 2014 y los estudios han demostrado que redujo el consumo en un 7,5%, dijeron los investigadores. Pero el dinero recaudado por el impuesto no se destinó a la salud pública como se prometió, dijo Calvillo.

admin

Deja un comentario

Volver arriba