Las Pitas News

Noticias gastronomicas tan sabrosas como unas pitas

Hummus, salsa, guisantes y menta: recetas de salsa de verano de Ravinder Bhogal | Comida

[ad_1]

Dip de guisantes y menta con salsa de rábano y queso feta

Dip de guisantes y menta Ravinder Bhogal con salsa de feta de rábano.
Dip de guisantes y menta Ravinder Bhogal con salsa de feta de rábano.

Los guisantes dulces tómese un momento al sol con esta salsa picante. Se puede hacer con guisantes frescos o congelados, y también es delicioso para el desayuno en tostadas con huevos duros.

Preparación 10 minutos
cocinero 15 minutos
Sirve 6

10 rábanos, en rodajas finas
Sal marina y negro pimienta
½
azúcar
1
vinagre de sidra de manzana
500 g de guisantes
(fresco o congelado)
2 dientes de ajo grandes
, pelado y finamente picado
1 asa hojas de menta, picada, más un poco para decorar
1 limón confitado pequeño, solo corteza, finamente picada
3 aceite de oliva virgen extra, más un suplemento por la llovizna
100g de queso feta de buena calidad, desmenuzado

Mezclar los rábanos con media cucharadita de sal marina, azúcar y vinagre y reservar.

Hierva una olla grande de agua con sal, agregue los guisantes y cocine por tres minutos, o hasta que estén tiernos. Escurrir, luego poner en una licuadora con el ajo, la menta y el limón confitado, y licuar. Con el motor en marcha, vierta lentamente el aceite, mezcle hasta que quede suave y luego sazone al gusto.

Alise la salsa en una fuente y rocíe con un poco de aceite de oliva. Coloca los rábanos encima y desmenuza el queso feta sobre todo. Espolvoree con hojas de menta adicionales y sirva con pan y vegetales crudos.

Dip de coco y remolacha del sur de la India

Dip de remolacha y coco del sur de la India de Ravinder Bhogal.
Dip de remolacha y coco del sur de la India de Ravinder Bhogal.

Esta salsa suculenta y vibrante con una salsa picante del sur de la India aporta una interesante fricción a las remolachas dulces y terrosas. Cómelo como parte de una comida más grande del sur de la India o sírvalo con fragmentos de paratha, que ahora puede encontrar ya preparados y congelados en la mayoría de los supermercados de la India.

Preparación 10 minutos
cocinero 30 minutos
Sirve 6

1 llovizna aceite de colza
4 remolachas medianas
, pelado y rallado
200g de yogur de coco natural o vegano, bien batido
Sal de mar
1 azúcar en polvo
Jugo
1 lima

Para la pasta de coco
½ semillas de mostaza marrón
1
semillas de sésamo, estante de alambre
½ semillas de comino, estante de alambre
8 anacardos, estante de alambre
100 g de coco rallado fresco o congelado
1 guindilla verde
1
jengibre rallado

Para apagar
2 Coco o aceite de colza
2
semillas de mostaza marrón
1 pizca el barco navega lejos
15 hojas frescas de curry
1 pimiento de Cachemira seco
, roto

En una sartén grande, caliente el aceite de colza y saltee la remolacha durante ocho a 10 minutos, hasta que esté un poco tierna.

Mientras tanto, prepare la pasta de coco: mezcle las semillas de mostaza, sésamo y comino, luego agregue los anacardos, el coco, el jengibre y el chile, agregue un poco de agua, luego mezcle nuevamente para obtener una pasta suave. Agréguelo a la sartén de remolacha, cocine a fuego medio-bajo durante cinco a ocho minutos, luego deje enfriar. Blitz suave, luego mezcle con el yogur, sazone con sal marina al gusto y agregue el azúcar en polvo y el jugo de lima. Vierta en un tazón para servir y reserve.

Calentar el aceite de coco en una sartén pequeña. Cuando esté caliente, espolvoree con semillas de mostaza, y tan pronto como se rompan y revienten, agregue la asafétida, las hojas de curry y el chile. Vierta sobre la salsa de remolacha y sirva inmediatamente.

Dip de zanahoria, hinojo y cuajada de cabra

Dip de zanahoria, hinojo y cuajada de cabra de Ravinder Bhogal.
Dip de zanahoria, hinojo y cuajada de cabra de Ravinder Bhogal.

La cuajada de cabra aporta un sabor maravilloso y una cremosidad que contrasta con las zanahorias terrosas.

Preparación 15 minutos
cocinero 1h15
Sirve 6

800g de zanahorias, pelado y cortado en trozos gruesos
1 bulbo de hinojo grande, cortado en cuartos
1 bulbo de ajo, clavos separados pero sin pelar
Algunas hebras tomillohojas arrancadas
1 colmado cucharadita de semillas de hinojo, toscamente aplastado
1 de pulpa de bebé
Sal marina y pimienta negra

200 ml de aceite de oliva
100 g de cuajada de cabra
Ralladura y jugo
1 limón
1 colmado
cucharada de zaatar (amo el de Zaytoun)

Calentar el horno a 200C (180C ventilado) / gas 4.Poner la zanahoria y el hinojo en una bandeja de horno, espolvorear con ajo, tomillo, semillas de hinojo y pulpa tierna, sazonar generosamente y rociar con 60 ml de aceite de oliva. Asar durante una hora, hasta que la zanahoria y el hinojo estén muy tiernos, luego retirar y dejar enfriar. Exprima el ajo de la piel, luego póngalo en un procesador de alimentos con las verduras asadas y las especias y mezcle suavemente. Agregue la cuajada de cabra, la ralladura de limón y el jugo, sazone al gusto y vuelva a mezclar hasta que quede suave. Con el motor en marcha, vierta el aceite restante en un flujo constante y mezcle para combinar. Vierta en un plato para servir, espolvoree el za & # 39; atar encima y sirva con pan plano.

Hummus de lentejas verdes con chalotas crujientes

Hummus de lentejas verdes Ravinder Bhogal con chalotas crujientes.
Hummus de lentejas verdes Ravinder Bhogal con chalotas crujientes.

El hummus se puede preparar con casi cualquier pulso. Me encanta con las lentejas verdes que, a diferencia de los garbanzos, no requieren remojo previo. La adición de chalotas crujientes hace que esta salsa sea más deliciosa.

Preparación 10 minutos
cocinero 1h10
Sirve 6

800 ml de caldo de pollo o verduras
175 lentejas verdes
1 rama de canela
1 cardamomo negro
, magullado
1 hoja de laurel
3 dientes de ajo grandes, pelado y finamente picado
60 g de tahini
60 ml de aceite de oliva virgen extra
, más un suplemento por riego
1
semillas de comino, tostado y finamente molido
½ Chile en polvo
Jugo
1 limón
1 asa perejil de hoja plana, picado muy fino
1 asa piñones tostados

Para las chalotas crujientes
Petróleo, para freír
2 plátanos de chalota, pelado y cortado en rodajas muy finas
Sal de mar

Llene una sartén de fondo grueso con aceite de 6-8cm y ponga a fuego medio hasta que alcance los 180 ° C en un termómetro (es decir, cuando un cubo de pan se dore en 30 segundos). Prepara un plato cubierto con papel absorbente. Dividir las chalotas en el aceite caliente y freírlas, volteándolas y moviéndolas frecuentemente en la sartén, hasta que estén doradas, luego retirar con una espumadera y escurrir en la bandeja de horno forrada con papel. Condimentar con un poco de sal marina y dejar enfriar.

Para hacer el dip, poner en un cazo el caldo, las lentejas, la canela, el cardamomo y la hoja de laurel y llevar a ebullición. Tape y cocine a fuego lento, revolviendo ocasionalmente, unos 45 minutos, hasta que las lentejas estén tiernas. Destape, vuelva a hervir y cocine a fuego alto hasta que la mayor parte del líquido se haya evaporado. Retire y deseche la hoja de laurel, la canela y la vaina de cardamomo, luego deje que las lentejas se enfríen un poco.

Vierta la mezcla de lentejas en un procesador de alimentos, agregue el ajo, el tahini, el aceite, las especias y el jugo de limón, luego mezcle hasta que quede suave. Agregue el perejil, sazone con sal, comino y chile en polvo, luego vierta en un tazón para servir. Rocíe con un poco de aceite de oliva, si lo desea, espolvoree con piñones y chalotas crujientes y sirva.

[ad_2]

admin

Deja un comentario

Volver arriba