Las Pitas News

Noticias gastronomicas tan sabrosas como unas pitas

Receta vegana de Meera Sodha para pastel de patata, azafrán y cebolla caramelizada | Alimento


yoEn todos los ámbitos de la vida, hay héroes anónimos. No son necesariamente tímidos, pero simplemente no llaman la atención sobre sí mismos y el valor que agregan o el trabajo que realizan. En el mundo de los ingredientes, yo pondría cebolla, hojaldre, azafrán y patatas en esta categoría. Ninguno suele jugar un papel principal, sino más bien actos de apoyo vital. La receta de hoy es un homenaje a todos estos ingredientes cuyos sabores armonizan sin problemas. Sin embargo, incluso los actos secundarios a veces necesitan una mano amiga, y ningún pastel está completo sin una ensalada, por lo que recomiendo encarecidamente un plato de hojas de mostaza de Dijon, jugo de limón y aceite de oliva para sentarse al lado.

Tarta con cebolla caramelizada, azafrán y patatas

Para ello necesitarás un molde desmontable de 20 cm de diámetro.

Preparación 15 minutos
Cocinar 1h50
Sirve 4

4 cucharadas de aceite de oliva
2 cebollas grandespelado y rebanado
1½ cucharadita de sal marina fina
3 dientes de ajo
pelado y rallado
12 hebras de azafrán
½ cucharadita de pimienta negra molida gruesa
1 cucharadita de polvo de curry suave
2 paquetes de 320 g de masa quebrada lista para usar
– Me gusta Jus-rol
500 g de patatas maris piper (es decir, 2 grandes), pelados y cortados en rodajas de 3 mm de grosor
leche de avenapara acristalamiento

Caliente el horno a 200C (ventilador de 180C)/390F/Gas 6 y cubra un molde desmontable de 20 cm con papel pergamino.

Caliente el aceite en una sartén grande a fuego medio y una vez caliente agregue la cebolla y la sal y saltee, revolviendo regularmente, durante 20 minutos, hasta que se reduzca y caramelice. Agregue el ajo, el azafrán, la pimienta y el curry en polvo, cocine durante tres minutos y luego retire del fuego.

Saque las dos láminas de ladrillo de la nevera y desenróllelas sobre una superficie de trabajo. Coloque con cuidado el molde forrado sobre una hoja de masa y, con un cuchillo de mesa, marque un círculo en la masa de 2 cm más grande que el molde. Déjalo a un lado, aún en su papel de respaldo, con los restos.

Tome la otra hoja de masa con el lado más largo hacia usted (es decir, como una foto de un paisaje), luego corte una tira de 8 cm en el lado derecho, dejándolo con un cuadrado de masa. Póngalo en el molde, empújelo suavemente hacia el centro, luego presione el fondo y los lados. Use la tira recortada para parchear los lados de la sartén completamente hacia arriba, dejando que el exceso cuelgue sobre el borde.

Para adornar el pastel, tome aproximadamente un tercio de la papa y cubra con cuidado las rodajas en el fondo de la sartén, superponiéndolas medio centímetro. Cubra con la mitad de las cebollas cocidas, extiéndalas finamente sobre las papas, luego agregue otra capa de papas. Adorne con las cebollas restantes y termine con una capa final de papas. No parecerá que el pastel esté muy lleno, pero no te preocupes.

Retire el papel del círculo cortado de masa, colóquelo sobre la última capa de papas y presione ligeramente los bordes dentro de la sartén. Dobla los bordes que sobresalen por encima y dóblalos o ciérralos con un tenedor. Corte una cruz de 2 cm en el centro de la tapa para que pueda salir el vapor durante la cocción. Corta las formas decorativas que quieras de la masa sobrante (unas cuantas cebollas, tal vez) y colócalas encima.

Cepille la tapa de la masa con leche de avena, luego hornee durante una hora y 15 minutos. Pasado este tiempo, pincha una brocheta en el centro: si nota alguna resistencia, vuelve a meter al horno otros 15 minutos; de lo contrario, si la brocheta atraviesa las papas con facilidad, retire el pastel del horno y déjelo reposar durante 10 minutos.

Para retirar el pastel del molde, pase con cuidado una espátula alrededor del borde y, una vez que el molde esté lo suficientemente frío como para tocarlo, ábralo y levántelo. Transfiera el pastel a una fuente para servir, córtelo en trozos gruesos y sírvalo caliente con una ensalada de hojas.

admin

Deja un comentario

Volver arriba