SHin Ho-jin solo había estado buceando durante poco más de un año, recogiendo a mano ostras, mariscos y otras especies marinas, cuando vio al grupo de abulones. Ansiosa por mostrar a los buzos mayores y más experimentados que podía seguir…