I A menudo pensamos en la frase «apto para un rey» cuando se trata de comida, sobre todo porque implica gestos grandiosos y platos elaborados. Para mí, incluso algo tan humilde como un huevo duro, o la combinación de papas…