jHubo un tiempo en que contar mi consumo de calorías era tan fácil como respirar. Aunque virtualmente superado en número en la clase de matemáticas, pude sumar rápidamente las calorías que había resistido, sucumbido y quemado en un día. Si…