UNDespués de un viaje sin escalas desde Dorset a Málaga en España, mi mejor amigo y yo llegamos a nuestro destino agotados. Tenía 18 años y todo era nuevo. Nuestros anfitriones nos recibieron en su casa con una mesa de…